La calidad e identidad de cada mezcal la definen materias primas, procesos de transformación y contextos culturales de consumo. Cada tipo de maguey, sea dulce, ácido o aromático, se vuelve un abanico de posibilidades en diversas condiciones de altitud, clima y suelo gracias a la compleja topografía de nuestro México. La cuidadosa selección y cosecha de plantas, junto a los conocimientos y técnicas de elaboración de la bebida integran la experiencia “savoir-faireo – saber hacer” de cada región que convierte al mezcal en una bebida de dioses.

 

Guía para identificar y degustar los mezcales tradicionales:

  1. Busca en la etiqueta la frase “100% de agave”. Significa que está hecho solamente de maguey.
  2. La riqueza alcohólica mínima de un mezcal debe ser “45% alc. vol.” o mayor.
  3. La etiqueta debe indicar población y Estado de origen, tipo de maguey y nombre del maestro mezcalero.
  4. Agita la botella para ver el perlado. Si no aparecen burbujas, no lo compres, a menos que sea un mezcal de 55° o más; en este caso sólo se formarán perlas mientras lo agitas.
  5. No compres mezcales reposados y añejados en barrica, se reconocen por su color ámbar; la madera destruye sus sabores y aromas más finos.
  6. Frota entre tus manos una gota de mezcal; al evaporarse, ésta olerá a maguey cocido.
  7. Saborea el mezcal en jícara de bule o en vaso de boca ancha.
  8. Vierte la bebida de un vaso a otro para ver el perlado; recuerda el punto 4.
  9. Huele el mezcal antes de tomarlo. Busca el aroma que percibiste al frotar la gota en las manos; después descubrirás otros diferentes. Cuando aspires, cierra la boca; entreábrela y procede a reconocer el olor. Notarás la diferencia.
  10. Toma un sorbito y enjuágate la boca 10 segundos; sin tragarlo, deja que salgan vapores por la nariz. Trágalo y atiende los sabores en tu paladar.
  11. Toma otro sorbo, pásalo 10 segundos por la boca y saboréalo antes de tragarlo. Percibe los sabores que regresan de tu estómago; son los más finos y exquisitos del mezcal. Pasados algunos minutos, tu paladar estará impregnado del maguey cocido.

Si tu bebida pasó las pruebas, cómprala. Si no está embotellada, pregunta por los requisitos de los puntos 1, 2 y 3. Exige que se te muestre el perlado y después sigue con los puntos del 5 al 11.

Estos criterios han sido establecidos por las poblaciones en donde se elaboran los mezcales tradicionales.

 

Texto : La Mezcaloteca + una ayudadita
Fotos : Carlos García | Guacamole Project » Facebook » Twitter

Por favor, ayúdame a mejorar la calidad de las publicaciones calificando este artículo con las estrellas ubicadas al final de los comentarios, y si te late… ¡Comparte! : )

COPYRIGHT / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Los textos y las fotografías incluidas en este sitio tienen PROPIEDAD INTELECTUAL y DERECHOS DE AUTOR. NO SON DEL DOMINIO PÚBLICO y queda prohibida toda copia, reproducción y/o distribución parcial o total de los contenidos sin la previa autorización de VIAJEROS MAGAZINE o los representantes legales correspondientes.

❉ 

 

Comentarios